El ejercicio fundamental del desarrollo espiritual y personal consiste en dejar atrás las creencias que tenemos.

En la escuela en la que estamos, el ejercicio fundamental del desarrollo espiritual y personal consiste en dejar atrás las creencias que tenemos.

En la vida se trata de ser eficientes, ya sea en nuestro desarrollo espiritual y personal, así como en cualquier proceso o proyecto humano que desarrollemos.

El ejercicio para dejar atrás nuestras creencias consiste en la verificación.
 Es un ejercicio sencillo de “sabiduría” para evaluar que sabemos, o que  necesitamos aprender.




La cuestión es “yo sé”, o “yo no sé”, y en ninguno de estos dos supuestos hay lugar para la creencia, o el "yo creo".

La creencia ya nos lleva a la ineficiencia mental, porque una creencia me lleva a “creer que sé”.

Creer que se sabe, forma parte de la evolución de las personas, pero puede resultar ineficiente en el desarrollo de la persona.

Ineficiencia es luchar contra el aprendizaje que necesitamos hacer en la vida.

La ineficiencia proviene de la lucha contra el orden del universo, porque yo creo que el universo (y el mundo entero)  está desordenado, y el asunto no es ese, el asunto es que el que está desordenado soy yo, y no el universo, pero esto no lo sé.

Yo creo que hay cosas que están mal y necesitan ser corregidas.

Las cosas no están mal, el que está mal soy yo. 

Las creencias nos dan la percepción de que el problema a corregir está fuera de nosotros, cuando el problema a corregir está dentro de nosotros. Mientras yo crea que mi problema está fuera de mí, no solamente mi problema no tiene solución, sino que soy totalmente ineficiente en mi proceso de aprendizaje humano.

Para salir de esta situación vamos a dejar de creer que yo sé algo que no sé. Y eso lo haremos con una verificación simple, la más simple que se puede hacer, que es la evaluación de resultados.

Se trata de evaluar los resultados que obtenemos en su vida. Cualquier resultado insatisfactorio que obtenemos no es un resultado voluntario, no hay una persona en el mundo que quiera tener un resultado insatisfactorio en su vida de forma voluntaria ¿conoces alguna persona en el mundo que quiera tener resultados insatisfactorios? No la hay.

La respuesta es muy simple. Todo resultado insatisfactorio se produce porque la persona no sabe cómo obtener un resultado satisfactorio. Y esa es la verificación de que yo no sé, porque si supiéramos siempre tendríamos los resultados que queremos.

Esa verificación de los resultados me da una oportunidad que me va a permitir ampliar mi campo de percepción para hacerme eficiente.  Cuando me doy cuenta de que no sé, me dispongo a aprender lo que no sé. Busco información y me dispongo a entrenarme para desarrollar el potencial que hay en mí. Esto lo haré cuando yo entiendo y comprendo que no sé, porque mientras piense y crea que sé, jamás buscaré información nueva, jamás trataré de hacer un cambio interno, y me dedicaré a luchar contra todo lo externo, creyendo que ese sea mi problema. Este el problema del 90 % de las personas.

Cuando una persona sabe, puede verificar que obtiene exactamente y voluntariamente el resultado que quiere obtener. Y lo obtiene cuantas veces lo quiere obtener. En este caso, esa persona puede decir yo sé.

 Y cuando es lo contrario, esa persona dirá “no sé”.  Pero nunca dirá “yo creo”.

Sé que no sé, o sé que sí sé, lo que no sé me dispongo a aprenderlo, y lo que sí sé, me dispongo a usarlo.

Conclusión:

Las creencias nos hacen dar por válidas afirmaciones y generalizaciones sobre la vida, y esto nos hace ineficientes. Podemos verificar en muchas ocasiones que lo que “creemos” no es cierto, sin embargo, el pensamiento de que creemos saberlo nos ha hecho ineficientes, y probablemente nos ha hecho perder muchas oportunidades a lo largo de la vida.

Deja de creer si sabes o no sabes, y evalúa y verifica los resultados que tienes en tu vida, y eso te ayudará a saber si sabes, o no sabes, y sobre todo y más importante, te ayudará a saber que tienes que aprender, y que tienes que dejar de creer.



Saludos cordiales.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano. organizacional y de equipos.


Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.


No hay comentarios: