Perfectos desconocidos ... o casi.

Este fin de semana veía la película “Perfectos desconocidos” de Álex de la Iglesia.


En ella un grupo de amigos se reúne en una comida, ponen los móviles sobre la mesa y deciden jugar a leer los mensajes y escuchar las llamadas de todos los comensales, y se forma el pitote ... y hasta aquí puedo decir, tranquilo que no voy a contar el final.

La película me lleva a pensar sobre como conocemos a nuestros amigos, a nuestros socios, colaboradores, trabajadores, equipo, nuestras parejas o uno mismo.

La cuestión es que todas las personas tenemos en nuestro haber, y algunos más que otros, secretos inconfesables que obviamente no contamos a nadie, hasta que la presión o el peso de  nuestros pensamientos o hechos nos puede, y ocurre que cuando finalmente no lo soportamos –algunas personas- van, o vamos a un profesional a tener unas conversaciones sobre dicho tema para airearlo frente a alguien que nos garantice el secreto profesional y la guardia y custodia de nuestros miedos, los sinsabores de la vida, los sueños rotos, o los objetivos por lograr.  Lo ideal es que no solamente se queden en el limbo esos pensamientos, sino que nos ayuden a borrar lo que no nos sirve, y nos ayuden a resetearnos para actualizarnos a una mejor versión.

Como iba diciendo nos preciamos de conocer al otro (si lo conocemos personalmente) o bien juzgamos por las apariencias que podemos ver a través de sus fotos en las redes sociales, donde puede aparecer divirtiéndose o de vacaciones, o si es una red de índole profesional acreditando sus diplomas, cursos, conferencias, logros profesionales, etc ... ¡Ojo! ¡Que todo esto está muy bien, que no estoy criticando!

La cuestión es que a donde quiero ir a parar y a lo que os invito es a que, primero, os conozcáis a vosotros mismos, que por sorprendente que os parezca, hay gente que duda sobre ello (sobre todo en tiempos duros, vamos, en los que estamos), y en segundo lugar os invito a que conozcáis a vuestro equipo, colaboradores, a la persona que trabaja junto a ti ... sí, a esa ... porque una cosa es que nos conozcamos ... y otra cosa es que nos conozcamos por debajo de la pose y la careta que todos llevamos. Unas veces “autoimpuesta” y otras veces “porque nos la ponen”.

Yo no me creo todo lo que veo, ni lo que leo, o me cuentan, y mira que soy de naturaleza confiando, quizás por eso me he equivocado algunas veces, o me han metido algún que otro gol. Dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo ... Por ese motivo en ocasiones recuerdo algo que me decía un socio gallego que tuve en una empresa que cerré, y es que “de lo que te cuenten, la mitad, de la mitad de la mitad”.


Estamos ávidos de conocer “un poco más allá de lo visible y externo” a nuestro compañero, amigo, vecino, y cuando digo lo de conocernos, me refiero a una idea distinta a la de “la vieja del visillo”, aunque de estas también hay a punta pala.


Conocer a la otra persona me da la oportunidad de entender sus motivaciones, ilusiones o sus “por qué”, y eso me ayuda a comprenderle.

Este es uno más de los motivos por los que cuando hago cursos o jornadas de formación, una de los aspectos que más valoran los equipos es precisamente tener la posibilidad de conocer a la persona que hay detrás del jefe de recepción o la responsable de jardinería, o el compañero de la mesa de al lado.

Dentro de las competencias emocionales y la inteligencia emocional podemos encontrar las habilidades interpersonales y la empatía, así que podemos ponerlas en práctica conociendo un poco más al otro. Este trabajo facilita el alineamiento y la cohesión de los equipos y sin duda ayuda a limar asperezas y malentendidos que a veces surgen en el día a día.

"Aquel a quien nadie le gusta, por lo general no gusta a nadie".

(Isaac Newton)

No dudes en contactar conmigo si quieres conocerte, o que la gente de tu equipo se conozca.

Agradecido por tu visita.

Saludos cordiales, y gracias por tu tiempo al leer esta publicación.


José Miguel Gil

Coach de Equipos Profesional Sénior CPS 10.161 y Psicólogo del Trabajo. Col. AO-10.124

Especializado en Recursos Humanos, desarrollo de personas, equipos y gestión del cambio.

Conferenciante, Formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos.

Consultor y Trainer en Solución Creativa de Problemas.

Desde 2007, Fundador y Gerente de COANCO Coaching

Desde 2012, Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching



#InteligenciaEmocional #Coaching #Empresarial #Equipos #Resiliencia #Motivación #Comunicación #Liderazgo

"Te veo". Una persona es una persona a causa de los demás.

Te veo. Me alegra que estés aquí". Entre las tribus del norte de Natal, en Sudáfrica, el saludo más común, equivalente a nuestro "hola", es la expresión ”Sawn bona” . Literalmente significa “Te veo”. Los miembros de la tribu responden diciendo Sikkhona, “estoy aquí” . El orden del diálogo es importante, ya que, mientras no me hayas visto, no existo. Es como si al verme me dieras existencia. Este sentido, implícito en el idioma, forma parte del espíritu Ubuntu, una actitud mental prevaleciente entre los nativos africanos que viven al sur del Sahara. La palabra Ubuntu surge del dicho popular “Umuntu ngumuntu nagabantu”, que en zulú significa “Una persona es una persona a causa de los demás”. Si alguien se educa con esta perspectiva, su identidad se basa en el hecho de ser visto, de que la gente lo respete y lo reconozca como persona. Peter Senge Si cuando te cruzas con una persona en un pasillo de la empresa, tu casa, etc. y ni siquiera la miras, esa persona "no existe". (Aplíquese a cualquier ámbito de la vida).



Saludos cordiales y gracias por la visita.
¡Que tengas un muy buen día!.

Te doy las gracias por anticipado por compartir esta entrada si piensas que le puede interesar a alguien.

#coaching #personal #empresarial #ejecutivo #equipos


José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos. 

www. josemiguelgil.com
www.coanco.es

Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.


5 preguntas para tomar decisiones exitosas.

Si hoy necesitas tomar una decisión crítica, o puede que en un futuro cercano tengas que tomarla,  hay cinco preguntas que pueden ayudarte a que dicha decisión sea una decisión exitosa.



¿Me siento bien al tomar esta decisión?
¿Es justa y honesta?
¿Puedo confiar en lo que se me dice?
¿Hay alguna trampa?
¿Estoy sugestionado?


Si revisas malas decisiones tuyas del pasado puede que descubras que puede que no te formularas estas preguntas, o puede que ocurriera que no respondiste de forma apropiada a las mismas.

En ocasiones nos engañamos a nosotros mismos en la toma de decisiones, nos dejamos llevar por ilusiones que nos desconectaron de la realidad.

Ademas de escuchar la realidad y la racionalidad, estas preguntas te ayudan a conectarte contigo mismo, con tus principios y valores. "Escucha a tus tripas" a veces cuando haces algo que va en contra tuya te avisan de que algo no va del todo bien.


¡Saludos cordiales y gracias por la visita!

Comparte este post si piensas que estas 5 preguntas le puede venir bien a alguien que tenga que tomar decisiones.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos. 

www. josemiguelgil.com
www.coanco.es


Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.


Llega el momento, "tu momento", y lo sabes . Tú decides.

Sientes que ha llegado el momento, "tu momento" ese que estabas buscando, y por fin se ha presentado, ha llamado a tu puerta.
"Tu momento" ha llegado de pronto, sin avisar y te ha pillado desprevenido. No estás acostumbrado a decidir ir hacia adelante, a veces, te arrastras sin fuerzas, la rutina te lleva de aquí para allá, y has perdido el norte. La brújula de tu vida se averió, no fue por nada especial, simplemente perdiste la emoción, la ilusión, y los desvaríos de la vida llegaron a tu puerta, para entrar dentro de tu vida y llevarte a perderte, a dormirte. Te abandonaste a tu suerte, te dejaste ir, y de pronto todo perdió sentido. Ese día llegó, y se apoderó de ti, y tú, dejaste de ser tú. Sin embargo, y de la misma manera que el letargo llegó a tu vida, un día algo cambió, no sabes que, ni como, ni por qué, fue un rayo de luz, una mirada de alguien, un anuncio de televisión, una canción en el coche mientras buscabas aparcamiento ... vete tú a saber que fue, pero ese día, ese preciso día algo cambió, algo se removió en las tinieblas de tu mente para resquebrajarse y dejar salir lo que llevas dentro. Llego "tu momento".

Ese día, la luz brilló en tus ojos, y decidiste que tu momento había llegado. Muchos despiertan del largo letargo y comienzan a andar.
Paso a paso, minuto a minuto, enfrentándose a los miedos y la incertidumbre ¡¡Bravo por ellos!! Otras personas, ven llegar "su momento" pero no saben cómo hacerlo.


Tienen miedo, se bajaron de la vida, y aunque sienten que ya es hora de volver a ponerse en marcha, de "volver a rugir", no saben cómo, se les olvidó.

Y lo peor es que, si no se atreven a buscar ayuda, puede que ese momento vuelva a pasar. Las garras tenebrosas de los miedos, del "qué dirán, del "tú que te has creído", "a dónde vas" ... y multitud de tentáculos invisibles los volverán a atrapar, y apagarán nuevamente "la luz de su momento". Me encuentro en el despacho muchas personas que tienen vergüenza de mostrarse vulnerables, inseguros, y que se auto descalifican por pedir ayuda. ¡¡No pasa nada por pedir ayuda!! ¡¡No pasa nada por sentirse vulnerable!! ¡¡No pasa nada por decir que no puedes sólo!! Si estás en ese momento del que hablo, y sabes a que me refiero, entenderás el mensaje. Si no puedes sólo, apóyate en alguien, y si no encuentras a nadie ya sabes dónde estoy. Estoy para servirte.

Saludos cordiales


José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos. 
Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

www. josemiguelgil.com
www.coanco.es