Consultoría vs Coaching

La importancia de la toma de Consciencia.

Esta mañana tenía el placer de reunirme en Málaga con una amiga Consultora que me hablaba de que no entendía algo que le pasaba en una empresa. Resulta que tras hacer la auditoría y proponer las acciones necesarias para lograr una mejora de los resultados y que le empresa en cuestión sobreviera, se encontraba que tras la reunión con el consejo de administración estos salían muy motivados y con "un subidón", y que ahí se quedaba la cosa. Es como la gaseosa que una vez se le va el gas se queda en nada.

¡ Y no lo entendía !

Mi respuesta fue muy sencilla, es lo habitual cuando alguien desde fuera te dice lo que tienes que hacer, y sin embargo tú aunque en un primer momento lo acatas luego lo dejas pasar y no tomas acción.

El ¿por qué? está claro. Hasta que uno no toma consciencia de lo que tiene que hacer y asume la responsabilidad de hacerlo no hay más que hablar. Tras eso sólo nos queda ponernos en ación. Eso es lo que postula el Coaching, el paso de la idea a la acción, y no quedarse sólo en la idea.

Por supuesto le dije a mi amiga que les haga Coaching.

Mi lema "No hay coaching sino hay acción"

Y tú, ¿eres de los que tomas acción y te mueves? ¿o qué?

Un abrazo


José Miguel Gil
Psicólogo y Coach Profesional
Presidente de APROCOAN

Tfno: 951.778.190
Móvil: 666.543.545

www.coanco.es
www.aprocoan.com

info@coanco.es

2 comentarios:

Sara Cobos dijo...

José Miguel,sin duda tu estás en ACCION, y eso se nota.
Me gusta la claridad con la que expones tus planteamientos y la sencillez de la puesta en marcha de las acciones oportunas.

Exitos en tus próximos cursos.

Un abrazo

José Miguel Gil dijo...

Gracias por tu aportación y apoyo Sara. En efecto, pienso que estamos en el momento de tomar acción y de dejarnos de tantos lamentos. Nadie dijo que fuera fácil, pero hay que trabajar y poner en marcha las acciones oportunas para sacar los proyectos adelante. La cuestión es que hay muchas personas y empresas que hoy en día sufren de lo que se llama "parálisis por análisis".
Le dan tantas vueltas a las cosas y a lo que tienen que hacer que al final como coloquialmente se dice "se les pasa el arroz" y dejan pasar el tren de la oportunidad.

A día de hoy nadie (fundamentalmente empresas)se puede permitir el lujo de pestañear y de perder el tren. Serán muchos los que lo pierdan, entonces dirán "si yo hubiese hecho aquello, si hubiese ido a ..."


Un abrazo