Sueños, ilusiones y lágrimas saladas

Los sueños a veces se tiñen de lágrimas saladas.

Sueños, ilusiones que a muchas veces no llegan a buen puerto, y que otras veces, quizás las menos, sí que aterrizan en el lugar donde los sueños se hacen realidad.

Hay un refrán que dice que "El que la sigue la consigue". Y yo creo en ello. 

Cuando tienes una visión, una ilusión que cumplir, y pones la carne en el asador, a veces no queda más remedio que este sueño se cumpla. Sin embargo no quiero que pienses que soy de los que piensan que  las cosas ocurren por sí solas. El trabajo, mucho trabajo, y por qué no, a veces un poco de suerte contribuye a que las cosas ocurran.

Hoy quiero celebrar el milagro del éxito, de la confianza en uno/a mismo/a de tener la fe de seguir los sueños y no ceder a las primeras de cambio. Soy consciente, y sé de primera mano que cualquier sueño lleva aparejado un precio a pagar.

Una de las preguntas que en ocasiones utilizo con mis clientes de coaching, independientemente de que sean de coaching personal, ejecutivo o empresarial es la pregunta ¿qué precio estás dispuesto a pagar por conseguir tu sueño, tu objetivo?


Porque no te engañes, la cara "b" del disco del éxito es lo que te pierdes por el camino en muchas ocasiones.



Cualquiera que se denomine emprendedor, que inicie una aventura empresarial o profesional sabe bien lo que es renunciar a pasar tiempo con amigos, familia, hijos. 

Cualquier persona que se atreve a dejar su pueblo, su ciudad, su país, para lograr algo, para llegar donde quieren llegar, saben de lo que hablo.

Sin embargo, hoy quiero celebrar que hay personas que aunque tropiezan se levantan, se sacuden el polvo, se ajustan las botas y siguen el camino.

Es cierto que a veces las cosas se ponen cuesta arriba y que la tentación de tirar la toalla se hace insoportable en ocasiones, pero igualmente pienso que es cuestión de ser cabezón, de perseverar, y de "tirar pa´lante".

A veces lloramos porque no conseguimos las cosas, y algunas lágrimas han rodado por la cara de cualquiera que se llame a sí mismo emprendedor/a.

Hoy quiero celebrar que los sueños ocurren, y que uno que ha llegado más allá de los mejores sueños soñados.


Los sueños a veces se tiñen de lágrimas saladas ... ¡De alegría! 


¡Gracias por tu visita!

Saludos cordiales

José Miguel Gil
Psicólogo & Coach Profesional Sénior 10161

Coaching Personal, Ejecutivo, Empresarial y de Equipos
Experto en Gestión del Cambio.
Consultor y Trainer en Solución Creativa de Problemas.
Conferenciante y Formador.
Gerente de  COANCO 
Presidente de  ASESCO Asociación Española de Coaching

www.josemiguelgil.com
www.coanco.es
www.asescoaching.org

                                                           

Cada gran negocio ha sido creado por alguien con una gran idea de negocio, no por alguien con una gran idea de gestión

Como reza el nombre del artículo "Cada gran negocio ha sido creado por alguien con una gran idea de negocio, no por alguien con una gran idea de gestión. Lo crea alguien que ha inventado algo, aunque para subsistir como negocio tendrá que saber solucionar también algunas cuestiones clave de gestión"  Esto lo dice Gabriel Ginebra en su libro  "El japonés que estrelló un tren para ganar tiempo" de la Editorial Conecta.

Coincido y estoy completamente de acuerdo con esta magnífica reflexión que revela una verdad que está desvirtuada por tanto virtuoso del MBA, en ocasiones por MBA en "paro" y licenciados en Administración y Dirección de Empresas.

Hay mucho experto muy bien posicionado en Facebook, Twitter, Google +, etc... que desde su tribuna mediática nos dicen como tenemos que hacerlo, osea como montar una empresa, y nos dan "las diez claves para triunfar en los negocios",  o  "los 10 secretos del éxito en los negocios" o artículos o entradas con títulos similares. De hecho, me acabo de inventar estos dos.

 Yo no tengo un MBA, no tengo tiempo para poder hacerlo, estoy demasiado ocupado trabajando, y aunque es una de esas espinitas que tengo y que un día me quitaré, de momento está en la lista de tareas pendientes.

José Miguel Gil  www.josemiguelgil.com
- Regalo de una alumna -


Cuestiones privadas a parte, ciertamente tengo que confesar que cada vez detesto más aquellas personas que sin haber creado una empresa nunca, o haber emprendido una actividad profesional -independientemente del tipo que sea- se atreven a decirte como tienes que gestionar tu empresa.

Saber gestionar es muy importante, no cabe duda, y estos estudios que antes mencioné, también son muy importantes, ojo, y antes de que nadie se sienta ofendido, quiero dejar claro que hablo desde el respeto, por supuesto que la formación y la cualificación es fundamental, ahora bien, no confundamos la teoría con la práctica. Y aquí me acojo a dos tópicos, primero "el papel lo aguanta todo", y segundo, "el movimiento se demuestra andando". Yo soy de los segundo, de los de acción, como podrán atestiguar algunos de los que me conocen.

Como dice Gabriel Ginebra "Hay personas que escriben libros sobre lo que han aprendido en los negocios, y otros que creen que saben de negocios por lo que han leído en los libros"

 Por supuesto que es conveniente ser gestor, y si es posible, buen gestor para poder llevar a buen termino el proyecto, pero por favor no denostemos el valor del trabajo puro y duro sobre el terreno, sobre el mercado, con los clientes directos, con las campañas de publicidad, con los presupuestos a clientes, con las negociaciones reales, y no "las que estudiamos en escuelas de negocios", etc.

Yo ya he cerrado una empresa, y tendré que pagar las consecuencias de ese fracaso  (sin eufemismos) 25 años.  A veces las cosas salen mal y otras salen bien. De momento, en mi actual proyecto empresarial va todo muy bien, ahora bien, mañana no sabemos, y es que como dicen algunas publicidades "rentabilidades pasadas, no garantizan rentabilidades futuras".

Saludos cordiales.


José Miguel Gil
Coach Profesional Sénior 10161

Coaching, Motivación, Liderazgo.
Conferenciante,Psicólogo, Gerente de  COANCO 
Presidente de  ASESCO Asociación Española de Coaching

www.josemiguelgil.com
www.coanco.es
www.asescoaching.org

                                                           

¡Aleluya! Un canto a las personas valientes que lideran sus vidas.

Dicen que los verdaderos líderes aparecen en los momentos oscuros y difíciles, cuando más necesaria se hace la luz, en los momentos en los que la fortaleza y la claridad deben sobresalir por encima de las tinieblas, los miedos reales, y los imaginarios de la mente.

Ahora bien, yo me pregunto ¿no puede una persona más allá de su posición o estatus como líder atravesar un bache? 

Las profundidades de los valles que ahogan las dudas, los miedos y las inquietudes de los que dirigen y toman decisiones se ven iluminadas en algún momento por la luz cegadora de la razón, la iluminación de la razón, que cuando llega, asoma fuerte y poderosa en el horizonte.

Sin embargo, y entre las tinieblas,en algún momento, la esperanza despunta con redomada energía, revitalizada por las lágrimas saladas que cicatrizaron heridas producidas por el miedo y la desazón a equivocarse. 

Cierto y verdad es que sólo se equivoca el que toma decisiones.
Cierto y verdad es que un líder es aquella persona que se levanta, y que tiene el coraje de secarse las lágrimas, apretar los dientes, y empujar para seguir tirando, para seguir a la cabeza del grupo. 

Un líder es alguien que a veces se despista, alguien a quién el cansancio le puede, alguien que se rinde y piensa en tirar la toalla, alguien que a veces pierde de vista el objetivo, alguien al que cuando esto le ocurre y ya está pensando en dar de lado a todo, y convertirse en uno más del montón ... ocurre lo que ocurre ... que surge la verdadera esencia, la verdadera fuerza, el coraje y el tesón que hace que dando un puñetazo sobre la mesa, un zapatazo en el suelo, diga, aquí estoy yo. Y es en ese instante mágico en el que todo encaja, y cual "Ave Fénix" levanta la mirada y decide echar a volar. Ese es un  líder.

Los que me conocen saben que cuando hablo de liderazgo trato de desmitificar a los grandes líderes deportistas, políticos, empresarios, etc. 

Cuando hablo de líderes me gusta pensar en esa madre trabajadora que lucha para sacar a su familia adelante, haciendo encajes de bolillos con el trabajo, hablo de ese empresario individual, autónomo, profesional independiente que no le queda más remedio que trabajar 10 o 12 horas diarias, hablo de ese empresario, que no quiere despedir a nadie y está buscando nuevas opciones para salir adelante. Cuando hablo de líderes, hablo de personas como tú y yo, que al igual que los grandes líderes contemporáneos y de la historia, también sufren, sienten y padecen.


Por eso digo:

Aleluya por aquellas personas valientes que aún cuando el viento y la corriente soplaba en contra, decidieron levantarse una vez más, abrir las alas, soltar amarras, salir de las penumbras para adentrarse en el ancho mar de la incertidumbre buscando la luz.


Aleluya por aquellos hombres y mujeres que luchan cada día contra la vorágine de la vida esclava y tirana que a veces nos atrapa con horarios interminables, y que a pesar de las dificultades salen adelante.

Aleluya por aquellas personas valientes que estuvieron dispuestos a pagar un precio, a veces incalculable por lograr sus sueños.

Aleluya por aquellas personas que cuando tuvieron miedo, lo bordearon dando un rodeo más largo, pero llegaron al final del camino.

Mi respeto a todas aquellas personas que tienen "día a día" el coraje de "tirar pa'lante"

Saludos cordiales

José Miguel Gil
Coach Profesional Sénior 10161

Coaching, Motivación, Liderazgo.
Conferenciante,Psicólogo, Gerente de  COANCO 
Presidente de  ASESCO Asociación Española de Coaching

www.josemiguelgil.com
www.coanco.es
www.asescoaching.org

                                                           

Bucear en la esencia de la persona. Ese es mi trabajo como Coach

El efecto de un proceso de coaching es liberar el manantial de talento y libertad de tu alma, de tu ser ...

Como dice el poeta,

"El manantial oculto de tu alma por fuerza ha de brotar y fluir entre murmullos hasta el mar,
Y el tesoro de tus profundidades infinitas se revelaría a tus ojos.
Pero que no haya balanzas para pesar tu tesoro desconocido;
Y no busques las profundidades de tu conocimiento con varilla ni sonda.

Kahlil Gibran en  "EL Profeta"

Bucear en las profundidades del ser a través de la quietud de la pregunta, de la escucha, y de la conexión con una persona que te atiende sin juzgar ni valorar si eso que dices o haces está bien o mal, sino que va a hacer todo lo contrario, te va a acompañar, y te va a ayudar a empoderarte, a motivarte, y a que tu mism@ encuentres tu verdad ... ese es mi trabajo como coach cuando hago coaching.

 Saludos cordiales

José Miguel Gil
Coach Profesional Sénior 10161

Coaching, Motivación, Liderazgo.
Conferenciante,Psicólogo, Gerente de  COANCO 
Presidente de  ASESCO Asociación Española de Coaching