Si cuando hablas nadie se molesta, es que no has dicho nada.

"Si cuando hablas nadie se molesta es que no has dicho nada".

Esta frase del gran Risto Mejide la tengo en la memoria, y muchas veces me salta a la conciencia, al primer plano mental, sobre todo cuando veo la crítica, la bronca y las ganas de llamar la atención por el marrullero de turno. El cual a fin de tener su minuto de gloria arrebata contra todo lo que le parece con la "intención positiva" de llamar la atención, que se fijen en él o ella, para que los headhunters, los empresarios, la chica de enfrente o el vecino del cuarto los vean.

Hay personas que ya sean por su número en el eneagrama, su horóscopo, o cualquier otra clasificación de personalidades ya sea por colores, animales o porque sencillamente tienen "mala sangre" les gusta llamar la atención. Y está bien, tiene que haber de todo. El mundo necesita equilibrio, por eso hay blanco y negro, el ying y el yang, etc.



Yo particularmente no soy de broncas, la verdad, será porque a lo mejor soy un 9 en el eneagrama o mi horóscopo es cáncer, o porque sencillamente no tengas ganas de estar pendiente del personaje de turno que ensarza en una diatriba dialéctica, de la cual por supuesto no se va a bajar, y a la que no va a renunciar, le digan lo que le digan.

La cuestión es que  una cosa puede ser debatir, confrontar puntos de vista, discrepar, y hasta ahí todo bien,  y otra es la bronca sin sentido, o no tener otra cosa que hacer, y peor aún, ante la falta de argumentos caer en la descalificación, la mofa y en algunos casos el insulto.

Hay auténticos expertos en generar polémicas, y hacer comentarios jocosos sobre lo que les viene bien. En muchos casos los dejo de seguir y no los que quiero ni ver, me irrita la pupila la cantidad de tonterías que sueltan por el teclado (ordenador o móvil, lo mismo es) y por ello dejo de seguirles.

Ahora bien, se ve que son muy buenos generando polémicas, porque algunas personas les responden (incluso algunas que valoro mucho) y compartes sus comentarios, y vaya tela, me vuelve a llegar el comentario de turno. La verdad es que el broncas es bueno, no consigo mi objetivo de no verlo.

Lo curioso del caso es que veo  más tarde que el broncas de turno se sigue quejando de que no le sale trabajo, -a pesar de lo que llama la atención-  y lo que se ven sus post, puntualiza.

La reflexión a la que llego es que yo prefiero no ser broncas, tratar de aportar lo que buenamente pueda o me apetezca, y no meterme con nadie -y mira que a veces me entran ganas de decirle cuatro frescas a alguno- y después pienso ¿para qué? o ¿para qué voy a perder el tiempo?.

 Y es que a pesar de que reconozco que hay grandes expertos en el humor ácido, en la retórica elocuente y el manejo del Photoshop, para mí, Risto Mejide sólo hay uno, maestro donde los haya de la provocación.

Los demás, en muchos casos son sucedáneos, descafeinados, desnatados, lights, 0´0, sin gluten, sin azúcar, y "sin chicha ni limoná".

Pero vamos que lo de las redes sociales (incluidas las supuestamente profesionales), se entiende perfectamente cuando vemos la parrilla televisiva y los programas televisivos que en muchos casos arrasan en la misma.


Saludos cordiales.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano. organizacional y de equipos.


Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.


Fundamentos de la Aceptología

Tu propósito de ser feliz se cumple aceptando la realidad. La experiencia ha demostrado que, cuando una persona acepta la realidad, se produce un cambio interno que lo libera del sufrimiento.

Cuando estamos listos para comprenderla, permite cumplir el propósito general que tienen todos los seres humanos, encontrar plena satisfacción en sus vidas.


La  ACEPTOLOGÍA es algo que podemos resumir en 3 pasos muy sencillos:

1º. MANTENER LA PAZ INTERIOR.

Mantener la paz interior genera una nueva realidad para ti. El solo hecho que logres mantener tu paz interior, generará una nueva realidad para ti, una realidad insospechada y maravillosa.  Es evidente que, para mantener la paz interior, solo hay una forma: necesito aceptar absolutamente la realidad tal cual como la vida me la presente, de lo contrario no podré tener paz interior.

 2º. ACTUAR EN LA REALIDAD.

La realidad es el único lugar donde puedes actuar.

Actuar en la realidad entrena, la FIRMEZA, la PAZ y la SERENIDAD. Porque frente a la realidad que estás aceptando lo que necesitas es desarrollar elementos de amor internos. No sufras con la realidad, aprovéchala para tu cambio interior.

 3º. IMAGINAR LO MEJOR.

 Porque imaginar lo mejor fecunda la mente con las semillas de amor.

Fuente: Gerardo Schmedling. Aceptología.


Saludos cordiales.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano. organizacional y de equipos.


Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.


El aprendizaje sólo se entiende a través de los resultados.

"El aprendizaje, sólo se entiende a través de la comprensión, y sobre todo por la práctica constante y la verificación de los resultados que deseamos conseguir"

#coaching #psicología #autoestima #felicidad


Saludos cordiales.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano. organizacional y de equipos.


Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.