Sesión de coaching online y nocturna para aliviar el sufrimiento.



Anoche teminaba una sesión de coaching muy tarde. Era las 00.45 horas cuando terminé con ella. Una sesión por skype de 2 horas en la intimidad de la noche. ¡Que maravillosas y efectivas son las sesiones de coaching online por skype, o las sesiones de coaching telefónicas! ¡Te sorprendería lo eficaces que son!. 

En todos estos años, y con más de 2500 horas de sesiones de coaching, la de anoche fue sin duda, la sesión de coaching que he hecho más tarde de todas las que llevo hechas. 

Antes de acostarme, para terminar de desconectar y como hago todas las noches, me tomé una infusión de manzanilla con una rodaja de limón,  



Me tomaba la infusión en mi taza recuerdo de un congreso, y no quiero dejar de compartir con vosotr@s cuanto sufrimiento inútil padecemos los seres humanos.
Tenemos miedos irreales, ansiedad generalizada, y victimismo crónico por aquello que pudo haber sido y no fue, por aquello que imaginamos que va ocurrir, y por el eterno "que he hecho yo para merecer esto".

A pesar de lo intempestiva de la hora hice una sesión de coaching con una persona que a toda costa quería que la hiciéramos. Le había propuesto hacerla al día siguiente (hoy), pero viajaba (tiene muchas responsabilidades a su cargo y necesitaba hacer la sesión si o si) y me rogó que le atendiera.

Como no podía ser de otra manera así hice. Y me alegro de haberle ayudado, porque la verdad es que a veces el sufrimiento nos secuestra la vida, y hace que resulte muy fácil perder de vista el foco de lo que queremos.

Vivimos en un sin vivir, más aún, sin saber si mañana viviremos. Es por esto, por lo que creo que merece la pena vivir cada día como si no hubiera mañana. Aquí entono el "Mea culpa" yo también lo olvido.

Y casi siempre, es lo mismo, un pensamiento que se encona frente a una situación, un pensamiento que se enreda en un sin fin de ideas irracionales, y un cúmulo de sentimientos, tensiones, y malestar producto de esos pensamientos.

¿Qué hacer ante estos casos?
 Pararse ante la situación. Analizar y reencuadrar el enfoque frente a la misma.

La situación es la que es, ahora bien, como la encuadramos así será nuestra respuesta. Todos conocemos el ejemplo de ver la botella medio llena o medio vacía, y el hecho objetivo es que está llena por la mitad. Al final, como casi todo en la vida, es cuestión de perspectiva.

Anoche me fui a dormir feliz porque una vez más había cumplido con mi misión personal, y una persona hoy será "un poquito más feliz", o cuanto menos, se habrá acercado a tener mayor bienestar. 

Hoy comienzo un nuevo proceso de coaching con otro cliente, en este caso es una sesión de coaching presencial... nuevos retos ...  ¡A ver que nos encontramos!.

Doy gracias por poder disfrutar acompañando a mis clientes y celebrando con ellos sus logros. 

Saludos cordiales.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior CPS 10161 y Psicólogo Colegiado AO-10124
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano. organizacional y de equipos.


Gerente de COANCO Coaching y Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.


No hay comentarios: