El coaching no es la panacea, pero es una muy buena solución


El coaching no es la panacea, pero es una buena solución.

El coaching consiste en acompañar a las personas o empresas a que consigan los objetivos que se proponen.

Cuando una persona o empresa decide buscar ayuda externa a través de un proceso de coaching personal o coaching empresarial según donde se tercie, suele ser porque se encuentra ante un bloqueo, ante una barrera, o sencillamente no saben como enfrentarse a la realidad en la que les toca vivir.

Lamentablemente hoy hay muchas personas y empresas que no sabe “que hacer”, y esto les conduce entre otras cosas a los inevitables bloqueos.

Más allá de la “zona de confort” famosa que nos limita y nos cerca en nuestro entorno más cercano, hoy en la práctica profesional nos encontramos con que el hecho de que las personas y empresas se encuentra “pilladas” “atascadas” “colgadas” como se puede quedar un ordenador o una máquina.

La cuestión es que un ordenador es fácil resetearlo, apagarlo y volverlo a encender.

Con una persona o en una empresa eso no resulta tan fácil, sin embargo una buena manera de reiniciar el sistema puede ser a través de un proceso de coaching.

Suelo decir, –en privado y en público- que el coaching no es la panacea, pero si es una buena solución.
Por supuesto que el coaching no sirve para todo, ni todo se puede solucionar con coaching.

 A veces necesitamos consultores, asesores, formadores, etc. o el apoyo de psicólogos, psiquiatras, u otros terapeutas.

El uso y la práctica de la meditación, el yoga y diversas técnicas son sin lugar a dudas una buena alternativa complementaria que además de ayudarnos con el estrés sirven para aquietar la mente y favorecer los procesos de cambio que facilita el coaching.

A mi personalmente lo que me apasiona de la práctica profesional del coaching es que te pone en acción.

 Mi lema personal con el que firmo los correos electrónicos es “No hay coaching si no hay acción”.

Y esa es la esencia del coaching, el movimiento, la acción, y es que para desbloquearse, no hay mejor manera que moverse, apagarse, reiniciarse.

Por todo ello… “el coaching no es la panacea, pero es muy buena solución”

Saludos cordiales

José Miguel Gil
Coach Profesional
Psicología en la Empresa 
Gerente de  COANCO 
Presidente de  ASESCO Asociación Española de Coaching


                                                                 

No hay comentarios: