Reducción de costes = ¿reducción de calidad?

Por mi trabajo y por las características especiales del mismo necesitamos salas de formación y espacios de trabajos amplios como las salas de reuniones o de negocios que encontramos en muchos hoteles.
Sala de COANCO en Málaga

Como consecuenciencia de este trabajo somos clientes de distintos hoteles en diferentes puntos de la geografía española.

Todo esto viene a que hace pocas fechas he vuelto a un hotel "de cuyo nombre no quiero acordarme..." tras un intervalo de un mes desde la última vez que estuvimos allí, y me encontré con una reducción de costes de esas de las del estilo de "quito una aceituna de cada una de las latitas de aceitunas que entregan en las aviones, y ahorro no sé cuanto millones..."

La cuestión es que me encuentro que las botellas de la sala de formación han pasado de 500 ml. a 330 ml. y que las toallas de mano de las habitaciones las han eliminado.



Al pedir explicaciones sobre la extraña desaparición de las toallas del baño, el personal (medio avergonzado) se justifica aduciendo que "las cabezas pensantes han pensado eso".

Dicho esto, yo pedí una toalla extra, y se arreglo la consabida molestia de no tener toalla de manos.

Yo no creo que el precio bajo sea igual a poca calidad,o menos calidad, como siempre,todo depende de donde quites ese sobreprecio que le sobra al producto, y más en los tiempos en los que estamos, aunque opino que  hay cosas que no se deben tocar.

Todos conocemos empresas que basadas en la reducción del coste de lo que le sobra al producto, y con la política de "siempre precios bajos" están ganando en competitividad, aunque como siempre, "no todo vale".

Lo cierto es que la relación calidad precio de este hotel era excelente hasta la fecha, incluso mucho mejor que bastantes hoteles con más estrellas, algo que desde luego se acentúa por la calidad de los profesionales que allí trabajan.

Es justamente la calidad de la atención del personal lo que influye positivamente en que de momento vaya a seguir visitando este hotel -al menos un mes más- pero lo cierto es que sin entrar en valoracioes cuantitativas del ahorro que pueda tener la cadena hotelera -objetivo muy loable y con el que estoy de acuerdo- , mi percepción personal sobre la calidad es que la misma -en este caso- se ha reducido.

Sintiéndolo mucho pronto visitaré otro hotel que hay a menos de 500 metros.

Quién sabe, lo mismo hay toallas en el baño.

                                                                 
Saludos cordiales

José Miguel Gil
Coach Profesional
Psicología en la Empresa 
Gerente de  COANCO 
Presidente de  ASESCO Asociación Española de Coaching


                                                                 

No hay comentarios: