El antibiótico y el microondas


¿Qué relación tiene un antibiótico con un microondas?

El antibiótico.
Sigamos la secuencia: Te duele la garganta;vas al médico; te manda antibióticos; te dice que los tienes que tomar durante 8 días, y ¡muy importante! cada 8 horas.
Los 2 primeros días como te duele mucho la garganta, y casi no puedes comer sigues las instrucciones a rajatabla. El tercer día por rutina también te esfuerzas en tomar el antibiótico cada 8 horas, y muchos al 5º día ya han dejado de tomarlos (porque ya no les duele), sin ser "CONSCIENTES" de que el "mal" ,"el virus" sigue aún hay dentro, y lo que es peor volverá a atacar más fuerte.

Conclusión, tenemos un "problemilla", solución rápida = olvido rápido del "problemilla"

El microondas.
Tienes que comer y no has preparado la comida, tienes prisa y aunque quieres comer sano "coges cualquier cosa" del congelador que se pueda meter en el microondas y lo calientas.
Resultado, comes rápidamente algo caliente.
Más tarde te lamentas porque no llevas una dieta sana.



En ambos casos, y siempre baj0 mi "punto de vista" ambos nos proporcionan lo queremos, de forma rápida, sin intentar ahondar en el fondo de la cuestión. Sin intentar conocer cual es la esencia de lo que hacemos o queremos.

Deseamos una "pildora", que en "1 minuto" me solucione lo que sea.

Me decía mi amigo Rafa este fin de semana, "Cuando el alumno está preparado aparece el maestro".

Y yo lo que me he encontrado es que algunos quieren ser como el maestro, con "4 pildoras" en "5 minutos", lo dicho, como los "antibióticos" y los "microondas"

Un abrazo


José Miguel Gil
Psicólogo y Coach Profesional
Miembro de la Junta Directiva de ASESCO
Presidente de APROCOAN

Tfno: 951.778.190
Móvil: 666.543.545

www.coanco.es
www.aprocoan.com

info@coanco.es

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"A veces, el centrarnos y fijar nuestra atencion en la meta, nos distrae de lo realmente importante, del "proceso de la vida", de las oportunidades de crecimiento que se nos presentan, de los desafios, de nuestra mejora, de los pequenos logros, sin disfrutar de cada momento, de cada paso, desatendiendo incluso a la persona en que nos podemos estar convirtiendo, sin detenerse a reflexionar, y si no lo hacemos durante el camino, y solo lo hacemos alcanzada la meta, nos deberemos responder a una valerosa pregunta, he vivido sabiamente ???".
Rafa Menendez

José Miguel Gil dijo...

Gracias Rafa, te había contestado por mail, pero no te había dado las gracias públicamente.

José Miguel