La sensación de "no control" y la Profecía Autocumplida

Me estoy encontrando en mis últimas visitas a empresas la falta de motivación del personal y un enrarecido clima laboral , en algunos casos casi irrespirable.

Entre los motivos principales de estos comportamientos a los que hacía referencia con anterioridad se encuentra la "sensación de no control" que tienen los trabajadores sobre su puesto de trabajo y por ende sobre sus vidas por la ansiedad y la inquietud que esto les genera.

Viven un "sin vivir" pensando que mañana les pueden despedir porque la empresa no va bien, o porque hay rumores de cierre y ya han despdido a varios compañeros y no saben muy bien si el próximo puede ser él.

La problemática aquí es compleja, y hace que la organización/empresa entre en un círculo vicioso como la pescadilla que se muerde la cola. Esto es, como no estoy contento, no me esfuerzo por dar lo máximo por la empresa y como no me esfuerzo en mi desempeño laboral, consigo que al mismo tiempo la empresa puede peligrar si son muchos los que encontrándose en esta situación de apatía y desmotivación piensan, "para que me voy a esforzar si de todas maneras me van a despedir pronto" o más bien deducen que, "como la empresa siga así, al final quebrará e iremos todos a la calle".

Al final que ocurre "La Profecía Autocumplida". La empresa quiebra y tiene que cerrar.

Lógico, la situación era insostenible unos pensaban que para que iban a trabajar si como iba la cosa no se podía esperar otra cosa. Para qué vamos a intentar luchar un poco más por salvar "la empresa" y por tanto nuestro puesto de trabajo.

Entonces aparece el trabajador y/o directivo de turno que dice "yo ya lo sabía, tal como iba la cosa al final cerraríamos". Y eso es lo que ocurre que al final la empresa termina cerrando.


Total como observo que la cosa está mal y que no veo mucho futuro para que me voy esforzar ¿no? . ¿Qué pasaría si todos aquellos áutónomos, profesionales independientes, empleados o empresarios ... pensaran en dejar de luchar y tirar la toalla?

No lo quiero ni pensar.

No hagas caso del rumor. No seas tú mismo un instrumento o un medio de conducción del caos. Lo negativo solo atrae alo negativo. Sé positivo.

¡Mira a ver que puedes aprender!

Un abrazo a todos.

José Miguel Gil

Psicólogo y Coach Profesional
666.543.545
951.778.190

www.coanco.es
www.aprocoan.com

info@coanco.es

No hay comentarios: