El presente se va sin darnos cuenta.

El presente se va y nunca vuelve, se se va sin darnos cuenta.
Cada momento que pasa se vuelve irrepetible, y acaba donde acaba.

Es alucinante como dejámos pasar el tiempo y en definitiva la vida. Es alucinante como no vemos lo que tenemos delante.





Es en ese instante en el que por fin abres los ojos cuando tomas conciencia y te vienes a dar cuenta de lo absurdo de la situación.

Peor todavía es cuando vives sin vivir en el presente, cuando vives pensando en el pasado y en que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Peor aún es vivir en el presente pensando en el porvenir, pensando en el futuro, en lo que pasará mañana. Peor porque no vives el presente pensando en lo que vendrá, pensando en aquello que aún está por venir.

Más triste todavía suele ser que ese porvenir sobre el que tanto piensas al final no llega, y si llega lo hace de una manera distinta a la que esperabas.

La reflexión es ¿por qué nos empeñamos en vivir en el presente sin vivir en él?.

Pensando en lo que fue o pudo haber sido, o por el contrario pensando en lo que será o dejará de ser.

Donde vives tú ¿en el pasado o en el futuro?.

Házte un favor, tómate la molestia y vive donde tienes que vivir.


Vive el presente, porque el presente se va sin darnos cuenta.



¡ Estás a Tiempo !

Un abrazo



José Miguel Gil

Psicólogo y Coach Profesional
Presidente de APROCOAN

Tfno: 951.778.190 Móvil: 666.543.545


www.coanco.es

www.aprocoan.com
info@coanco.es

No hay comentarios: