Yo tengo un sueño.



El 15 de mayo escribía “I had a dream”, y hoy por hoy y a pesar del poco tiempo transcurrido lo confirmo con más certeza si cabe.



"Alguien en algún lugar tuvo un sueño, una visión ... y lo consiguió"

Lo hablaba ayer tarde en Málaga con mis amigos Carlos (de Granada) Martín (de Sevilla) y mi compañera Lina Gil cuando compartíamos acerca de los proyectos de expansión por toda Andalucía que tenemos en común.

Nuestra visión, nuestro sueño está de camino, bienvenidos todos y todas aquellas personas que quieran subirse a nuestro tren.

No dejes de luchar por los sueños que tengas (son tus sueños) ni rechaces las ayudas que te puedan ofrecer por orgullo, por estupidez, por soberbia… o por lo que sea.

Lo cierto es que son muchos los que dejan pasar el tren, ese tren que sólo pasa una vez, y que o bien te subes o lo dejas pasar y perderse -en ocasiones- para siempre, dejando escapar las aventuras y las oportunidades a las que te puede conducir.


¿Por qué será que en los tiempos que corren yo sólo veo oportunidades por todas partes?

¿Por qué será que en los tiempos que corren donde quiera que voy quieren ficharme o reclutarme en el proyecto en el que trabajo?

No dejes de luchar por tus sueños, no te conformes, inténtalo ¿qué es lo peor que puede ocurrir? Que te equivoques. ¿Y qué pasa si te equivocas?

Yo me equivoco todos los días, y todos los días aprendo algo.

Es verdad que hay errores que salen muy caros y que puede que no se arreglen en un día, pero hay algo que he aprendido “lo único que no tiene arreglo es la muerte”, lo demás puede arreglarse de alguna manera.

Así que por favor, no pidas perdón por tener sueños, por tener ilusiones.

Hace falta ser muy valiente y tener mucha confianza en uno mismo para perseguir una visión.

Esto no significa que haya que ser un descerebrado o un incauto, o incluso un iluso y que no se piensen las cosas. Piénsalas, pero no te quedes ahí, no te quedes sólo en el pensamiento, ponte en acción.

Esfuerzo, tesón, constancia, perseverancia y profesionalidad deben ser los acompañantes en ese camino a veces a lo desconocido, y si además hay alguien que te acompaña y te apoya no lo dudes, llegarás donde quieres llegar.

A lo que hagas, sea lo que sea, súmale la pasión por lo que haces (uno de mis tantos defectos) y el tiempo te dará la razón.

La reflexión ahora sería, ¿Qué te lo impide?, o mejor dicho ¿Quién te lo impide?

Déjame acompañarte en tu sueño “Quiero ser tu Coach”

Gracias a todos y todas los que estáis conmigo, soís mi fuerza en los momentos de debilidad, porque no olvidemos que por encima de todo yo sólo soy un simple ser humano. En realidad todos somos seres humanos, desde el Consejero Delegado de la empresa más importante del mundo al Señor que barre las calles de cualquier pueblo que es tan importante como ser humano como el primero.

Un fuerte abrazo


José Miguel Gil,
Psicólogo y Coach Profesional
Presidente de APROCOAN

Tfno: 666543545
http://www.coanco.es/
http://www.josemiguelgil.com/
http://www.aprocoan.com/

info@coanco.es

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por tu comentario José Miguel, la verdad es que estoy en pos de mi sueño y de mi ilusión y estaba en un momento un poco bajo, como tú dices todos somos seres humanos y todos tenemos nuestros miedos, y leerte me ha dado fuerzas.

Muchas gracias, Sara

José Miguel Gil dijo...

Gracias a ti Sara, sólo intento escribir acerca de lo que siento, de lo que pienso y de lo que experimento cada día.

Te deseo muchísimo éxito en todos tus proyectos. Y si un día tienes un bajón, aunque no nos conozcamos llámame o escríbeme, estaré encantado de compartir contigo.

Un cordial saludo,

José Miguel Gil

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tus sentimientos escribiendo para todos nosotros, sin duda coincido con Sara, transmites energía.

Un saludo, Rosa.

José Miguel Gil dijo...

Gracias a tí Rosa, la verdad es que sólo transmito mis sentimientos como tú dices, y lo hago de verdad, sin tapujos, y tal como me vienen con total sinceridad.

Saludos,

José Miguel Gil